cabezote

 

La Campaña ‘Por Una Paz Completa’ hizo un llamado al Gobierno Nacional, al ELN y a toda la sociedad colombiana a unirnos por la paz de nuestro país. Desde la Caravana Por una Paz Completa, en el marco del día internacional de los Derechos Humanos, reconociendo que la paz es un derecho fundamental, integrantes de distintas confesiones de fe, organizaciones políticas y sociales, periodistas, plataformas de paz e iniciativas locales de Reconciliación, partimos desde la Capital de Colombia, para recorrer Boyacá, Casanare y Arauca llenos de solidaridad, esperanza y amor. Convocando la espiritualidad de la paz necesaria para este país herido por el odio y la acción violenta de la guerra, que clama a nuestro buen Dios que escuche este llamado a favor de la paz de nuestra estremecida Colombia.

Pedimos perdón por tantos actos violentos que van en contra de su creación, y por tanta iniquidad y desigualdad producto del pecado humano. Hacemos un Llamado al país para que desde sus distintos credos, convicciones y religiones, rueguen, clamen y actúen a favor de la paz, la reconciliación, la misericordia, la justicia y la verdad que nos libere de tanto sufrimiento y nos permita emprender el camino de la reconciliación nacional.

En homenaje a todas las víctimas y el respeto por su dolor y sufrimiento que termina siendo el de todas y todos, hacemos un llamado al Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional – ELN a que instalen la mesa de negociación para que se logre un solo proceso de paz que termine definitivamente con la guerra soportada por más de media década.

Esta paz no puede seguir siendo incompleta y fraccionada; la paz se debe hacer con todos los actores que están en confrontación armada. Porque el tiempo para la guerra ha terminado. Ha comenzado el tiempo de la paz, de la reconciliación nacional, de cambiar el odio por el amor y las balas por la palabra.

Terminando la guerra podemos seguir construyendo caminos desde la Noviolencia, a favor de la vida, los cambios necesarios para la justicia social en una sociedad que entrañe sueños y felicidades de campesinos, mujeres, indígenas, jóvenes, niños y niñas sin exclusiones, ni elitismos culturales perversos, plantando una nueva forma de ser Colombianos y Colombianas en esta tierra nuestra y de todos para las presentes y futuras generaciones.

No se paseará más la zozobra, el temor y el autoritarismo que producen las armas oficiales y no oficiales. Serán la libertad y la democracia valores que deben percibirse y vivirse, pero que lograremos conseguir con la voluntad de todas y todos.

Este llamado de paz también lo hacemos para que el Gobierno Nacional y las FARC EP continúen los esfuerzos para avanzar en la mesa de la Habana, que debe revertir en el des escalamiento del conflicto y el cese bilateral al fuego. Ya han sido muchas las pérdidas humanas, el daño al ecosistema; por eso debe ser el valor a la vida y la protección de nuestro medio ambiente lo que debe primar.

Reconocemos que somos más quienes buscamos, trabajamos, soñamos y anhelamos ver un país diferente, somos la mayoría de las y los colombianos que hacemos invisibles pero extraordinarios esfuerzos y sacrificios por tener mejores relaciones y convivencia entre nosotras y nosotros.

Desde las distintas confesiones de fe, desde las organizaciones y movimientos de paz, desde los hogares y la familia, desde el resguardo indígena, el campo y el barrio existe un incansable trabajo que ve posible desde la esperanza las semillas de paz que germinan como germina el bien en todo el territorio colombiano.

Semillas puestas en los corazones de nuestras niñas y niños y toda nuestra juventud que esperan crecer en un país sin violencia, que quieren ser promotores de paz, que anhelan un cambio favorable para educarse, formarse y aportarle a la sociedad. Porque el tiempo de la paz y la expansión del amor que le tenemos a Colombia ha llegado.

Al Señor de la vida y de la paz le entregamos todos estos anhelos, sueños y esfuerzos porque la esperanza está puesta en ver que la guerra será cosa del pasado.

¡¡Porque los diálogos son con Tod@s y para Tod@s¡¡

FUENTE: AFPETROLEO

 

Emisora Voces de Teusaquillo

Seminario Bíblico Menonita

Sin imágenes

Finca CREER

Donaciones y ofrendas